Atención integral de enfermedades y tumores de la glándula mamaria incluido el cáncer

ATENCIÓN INTEGRAL DE ENFERMEDADES Y TUMORES DE LA GLÁNDULA MAMARIA INCLUIDO EL CÁNCER
_

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre mujeres en el mundo y el que mayor número de muertes causa en países desarrollados y en vías de desarrollo. El cáncer de mama tiene buenas posibilidades de curación cuando es detectado en etapa temprana, con cifras de curación cercanas al 90%. Por otro lado, cuando el cáncer de mama está muy avanzado, en etapa 4, la posibilidad de curación es menor al 10%. Por lo indicado, lo más importante es la detección temprana del cáncer y eso solamente puede lograrse si la paciente se pone en manos de profesionales expertos que tienen el conocimiento y la suficiencia técnica para detectar y tratar el cáncer.

Equivocadamente se cree que el autoexamen mamario, lo que se ha llamado coloquialmente “tócate”, es una estrategia para detectar el cáncer de mama tempranamente. Esto es totalmente falso. Cuando una masa maligna es palpable, ésta ya tiene años formándose y, probablemente, ya se ha diseminado por el cuerpo constituyendo lo que se llama metástasis. Lo importante es detectar el cáncer antes de que sea palpable, identificar a la mujer que tiene factores de riesgo y, de descubrirse cáncer, tratarlo en forma diligente y efectiva.

En los Estados Unidos de América, en donde me formé como cirujano oncólogo, el profesional encargado de atender a las pacientes con preocupaciones acerca de problemas mamarios y de identificar y separar al cáncer de mama de las enfermedades benignas, es el cirujano oncólogo. Toda mujer aunque no tenga síntomas debe ser examinada por primera vez a los 25 años y a partir de esa edad cada 3 años. A partir de los 40 años, el examen debe ser anual. Toda mujer con síntomas mamarios o bultos mamarios debe ser evaluada a cualquier edad.