Atención Integral de tumores de la piel y tumores de los tejidos blandos benignos y malignos (sarcomas)

ATENCIÓN INTEGRAL DE TUMORES DE LA PIEL Y TUMORES DE LOS TEJIDOS BLANDOS, BENIGNOS Y MALIGNOS (SARCOMAS)
_

Los tumores malignos de la piel pueden ser carcinomas escamosos, de fácil tratamiento y de bajo riesgo y los melanomas, que requieren un tratamiento más elaborado y que tienen un mayor riesgo. Los tumores de la piel, incluso los melanomas, si son removidos a tiempo y , con márgenes de seguridad, tienen un buen pronóstico. Los tumores de tejidos blandos se refieren al tejido adiposo, al tejido fibroso, al cartílago, al músculo, entre otros. Aunque la mayoría son benignos y presentes en las extremidades, una minoría son malignos y se denominan sarcomas. Los sarcomas requieren cirugías muy grandes, resecciones muy elaboradas. Un grupo de sarcomas, localizados en el abdomen, en el retroperitóneo, son tumores de tratamiento complejo porque a menudo requieren resecciones en bloque con otros órganos abdominales como riñones, colon, páncreas, intestino delgado y, a veces, los vasos sanguíneos grandes, necesitándose reconstrucciones vasculares complejas, con injertos. Los sarcomas retroperitoneales constituyen un desafío técnico por lo que la experiencia y la formación integral en cirugía oncológica, es esencial.