¿Cualquiera puede contraer cáncer de mama?


La incidencia de un cáncer de mama entre los 20 y los 35 años es muy baja y sólo aparecen lesiones malignas en un 3 a 5 por ciento de las mujeres entre 30 y 35 años de edad. Sin embargo, se suelen diagnosticar lesiones quísticas y fibroadenomas de carácter benigno, que no presentan ninguna patología.

De cada 10 consultas por nódulos en el pecho, de ocho a nueve, corresponden a patologías de carácter benigno relacionadas con los cambios hormonales y la estructura de la propia glándula mamaria.

No obstante, cuando una mujer nota un bulto en el pecho de forma esporádica o en la autoexploración periódica mensual, es recomendable que acuda a su médico especialista para poder determinar su naturaleza, que suele ser benigna en la mayoría de los casos.

Cáncer de mama entre los 35 y los 45 años

Las posibilidades de curación del cáncer de mama aumentan cuando se detectan lesiones pequeñas y, hoy día, gracias a las exploraciones cada vez más precoces, las lesiones tumorales se pueden detectar a tiempo.

Cáncer de mama a partir de los 45 años

Los controles periódicos radiológicos, los seguimientos de estructuras glandulares patológicas y el screening son los pilares fundamentales para realizar diagnósticos muy iniciales, con curaciones por encima del 90 por ciento, a partir de los 45 años.

El riesgo de padecer cáncer de mama aumenta a partir de los 45 años, ya que casi el 40 por ciento de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama tiene menos de 50 años de edad. Por este motivo, es recomendable que todas las mujeres comiencen a realizarse mamografías, a partir de los 40 años, de forma anual.

Uncategorized

Comments are disabled.